XX Marcha a la cárcel de Topas

Esta semana es de lucha y solidaridad!!

XX MARCHA A LA CARCEL DE TOPAS

La Reforma del código penal del 2015 , surge en un momento de crisis económica, donde hay un aumento de la precarización en las condiciones de vida y miseria. Las faltas, que antes suponían penas de multa (top manta, escapar a una detención, resistencia) ahora son penadas como delitos con cárcel, al igual que los delitos de las redes sociales y de protesta social que, como en el caso de los titiriteros, no les tiembla la mano en aplicar la ley antiterrorista, no por el hecho en si, si no para crear un precedente de que en este país quien proteste va a la cárcel. La libertad de expresión y las herramientas de las clases populares se pierden en los medios de comunicación creando la opinión de que todo es terrorismo y hace falta más seguridad. Cuando lo cierto es que terrorista es quien nos condena a una vida de miseria y no quien se rebela contra ella, contra sus reformas en leyes laborales y educativas, privatización de los servicios públicos, en conclusión una generación de jóvenes sin posibilidades.

En definitiva la política represiva y la política penitenciaria y penal es una herramienta no para eliminar las injusticias sociales, sino para criminalizar la pobreza y los movimientos sociales, y las cárceles no dejan de ser un gran negocio del que viven muchos políticos, funcionarios, empresas…

En la prisión de Topas (Salamanca) la vulneración constante y planificada de los derechos de las personas presas y familiares es un hecho. El nuevo director ha impuesto unas normas restrictivas en cuanto a visitas, paquetes y libros; esto es la llamada rehabilitación, que conduce a un mayor aislamiento, y si alguien denuncia se expone a ser represaliado. El numero de personas presas que supera los 20 años en prisión va en aumento sirviendo de contraste que España es uno de los países con una tasa de delincuencia más baja en Europa pero con condenas más largas.

Por todo esto exigimos:

EL FIN DE LAS CADENAS PERPETUAS, NI AISLAMIENTO, NI DISPERSIÓN, NI ENFERMOS EN PRISIÓN.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.