Intento de desalojo del ESOA La Dragona

Comunicado de condena al Intento de desalojo del Espacio Social Okupado Autogestionado La Dragona y en solidaridad con las cuatro detenidas.

Desde el CSA Villafría queremos mostrar nuestra máxima repulsa y condena por el intento de desalojo que ha sufrido el ESOA La Dragona y por el ataque a la libertad de manifestación y de expresión que ha llevado a cuatro compañeras a ese maldito sitio en que reina la tristeza y torturan a la gente.

Queremos señalar que el hecho de que el mismo día que intentan desalojar a nuestras compañeras hayan desalojado también el “Hogar Social´´ Madrid no nos impide hacer una reflexión ni frenará la protesta contra este nuevo atropello en la cruzada que mantiene el Ay-untamiento de Madrid por la cooptación de los movimientos sociales que no controla.
Querer comparar el intento de  desalojo de una okupa que propugna la solidaridad, el apoyo mutuo, la emancipación, el antipatriarcado y el anticapitalismo, que lucha por un mundo más justo e igualitario con un centro que bajo el adjetivo social esconde un manto fascista, racista, homófobo y xenófobo, en el que se aprovechan de la caridad con los necesitados españoles para enfrentar a personas de la misma clase social para su beneficio es un insulto a la inteligencia y la muestra de que da igual el color del ayuntamiento, que las prácticas represivas son las mismas cuando buscan un beneficio político.

Exigimos la inmediata puesta en libertad de las cuatro compañeras cuyo único delito es el de defender un espacio que han levantado con su tiempo y energía, cuando vienen a agredirte y quitarte lo que es de todas para cerrarlo en nombre de la propiedad privada lo lógico es que te defiendas. Con el agravante de que las detenciones no han sido en el intento de desalojo sino en una posterior manifestación en la que las compañeras intentaban desde la libertad de expresión dar a conocer esta situación de forma totalmente pacífica.

Este hecho demuestra que las sectarias no somos nosotras cuando bajo nuestros principios no dejamos entrar a ciertas organizaciones en nuestros espacios sino aquellas que para silenciarnos nos mandan a sus sicarios a cerrar nuestros centros por la fuerza y la violencia institucional, y además cuando lo damos a conocer intentan silenciar nuestras voces encerrándonos en sus mazomorras. No quieren lugares que intenten cambiar conciencias, propugnen otra forma de vida y organización. El día que nuestros espacios estén llenos y sus urnas vacías su sistema de privilegios se habrá acabado.
Por eso desde el CSA Villafría hacemos un llamamiento a la organización y a la autogestión para mantener este oasis de libertad que es el Villafría, como La Dragona lo es en Madrid, en el desierto represivo charro.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.