Quiénes somos

El Centro Social Autogestionado (CSA) Villafría nace en octubre/noviembre de 2011 a partir de la iniciativa de un grupo de personas dispares, pero con un objetivo común: crear un espacio alternativo, 100% autogestionado e independiente. Gracias al esfuerzo y al apoyo de muchas personas, Villafría ha ido creciendo, y lo sigue haciendo, ofreciendo un espacio de construcción colectiva para uso y disfrute del barrio, de los colectivos de la ciudad y de cualquier persona a título individual, siempre que se respeten los principios del espacio.

Con el tiempo, hemos definido aún más cuál es la razón de ser de Villafría:

Proporcionar un espacio para colectivos que lo necesiten, tanto para sus asambleas o reuniones como para actos o jornadas concretas, siempre y cuando se respeten los principios del CSA Villafría y no se trate de partidos políticos.

Proporcionar un espacio para el barrio que lleve al empoderamiento de las personas que viven en él, evitando siempre una actitud asistencialista: consideramos que la dinámica del dar y recibir, construyendo, aportando y trabajando, es la única manera de que el espacio se convierta en un espacio de barrio. En esta línea, buscamos proporcionar una serie de actividades y servicios que puedan ser de utilidad: internet, biblioteca, actividades con la chavalería, clases de apoyo, asesoría social y jurídica, etc.

Proporcionar un espacio autogestionado que sea disfrutado por las personas y donde poder encontrarse para charlar, tomar algo, plantear actividades, leer, estudiar, hacer uso del material de gimnasio, etc., sin buscar ningún lucro económico personal.

¿Y por qué Villafría?

El nombre del Centro Social es un homenaje a un pasaje de la historia, ya que Villafría es una calle de Oviedo en la que ocurrió algo que creemos que no puede caer en el olvido.

Para entenderlo hay que mirar hacia atrás, ya que eso nos hará mirar hacia delante, y trasladarnos al sábado 13 de octubre de 1934, día en el que Francisco Franco, por temor a la llegada de los mineros procedentes de las Cuencas, dio carta blanca a las tropas de regulares de la República. Estas, concentradas en Oviedo, ascendieron la calle Villafría asesinando a todo hombre y violando a toda mujer que allí estuviera, hasta que se les ordenó detenerse en un lugar conocido como “Alto el ferrador”. Dejaron tras de sí un rastro incontable de sangre y tragedia.

En memoria de estas personas, queremos seguir escribiendo nuestra propia historia: ayudadnos a escribirla hoja por hoja.

DSC01253